Tres semanas con mi Casio W-217H, segunda parte.

Una vez en mi nuevo domicilio, unas tres semanas fue el tiempo que necesité para limpiar, deshacer maletas, abrir cajas, colocar cada cosa en su sitio y hacer múltiples compras y gestiones, como cambiar la titularidad de los suministros de agua, luz y gas o alquilar una plaza de garaje para mi coche; todo lo anterior al mismo tiempo que empezaba a trabajar.

Hay prioridades y los relojes, por mucho me gusten, van después de proveerse, por ejemplo, de una conexión a Internet que necesito para teletrabajar tres días a la semana. Las cajas en las que viajaron mis relojes fueron las últimas que abrí.

Y así, el reloj que utilicé durante esas tres semanas fue mi Casio W-217H. Durante todo ese tiempo este reloj me ha ayudado a madrugar, me ha sido útil en el trabajo y me ha acompañado en los ratos de ocio.

Utilizar el mismo reloj tanto tiempo seguido te permite conocerlo de verdad, apreciar a fondo sus virtudes y sus defectos.

Especificaciones.

ModeloCasio W-217H
Año2017
MovimientoCuarzo, módulo Casio 3454
Principales
funciones
Hora regular, formato AM/PM o 24 horas
Calendario: mes, núm. día y día semana
Cronógrafo, hasta 1 hora
Alarma, 1
Señal horaria
Precisión±30 segundos / mes
BateríaLitio, CR2016
Autonomía: 7 años
IluminaciónSí, mediante LED
CajaMaterial: resina
Anchura: 37,8 mm sin botones
41,2 mm con botones
Altura: 43,1 mm
Grosor: 10,5 mm
Distancia entre asas: 40,5 mm
CristalMaterial: acrílico (polimetilmetacrilato)
CorreaResina
Peso32 gramos
Resistencia al agua5 ATM (standard ISO 22810)

Casio W-217H, principales especificaciones

Ergonomía, cuatro grandes aciertos y dos pequeños fallos.

La virtud del Casio W-217H que más he apreciado es su ergonomía. De acuerdo a la Asociación Internacional de Ergonomía, “la ergonomía es el conjunto de conocimientos científicos aplicados para que el trabajo, los sistemas, productos y ambientes se adapten a las capacidades y limitaciones físicas y mentales de la persona.

En el plano puramente físico del reloj, el Casio W-217H es un guardatiempo muy cómodo. Lo es hasta en muñecas de tamaño pequeño como la mía. Mi particular prueba del nueve consiste en utilizar el reloj mientras trabajo con mi ordenador. Con relojes pequeños puedo hacerlo, sin embargo un reloj grande me impide utilizar el teclado de forma cómoda y acabo por quitarlo de mi muñeca. El Casio W-217H pasa esta prueba sin problema, esto es, puede quedarse en mi muñeca mientras trabajo con mi ordenador.

El acierto en la elección de las dimensiones también se manifiesta en la facilidad de lectura de la hora. En comparación con el modelo F-91W, la pantalla del W-217H es 32% más grande, lo que permite que se muestren caracteres y dígitos de mayor tamaño. Así, a diferencia del primero, en el segundo la fecha y la hora se leen sin apenas esfuerzo.

Otro acierto en este apartado es la iluminación del reloj, mucho más potente que en el modelo F-91W. En este modelo la débil iluminación permite leer la hora en completa oscuridad a cambio de un esfuerzo visual, mientras que la iluminación del W-217H permite hacerlo sin esfuerzo.

Casio W-217H, iluminación
Casio W-217H, iluminación

La mejor iluminación del W-217H puede llevarnos a la conclusión de que ésta se consigue a costa de la duración de la batería. Sin embargo esto no es lo que ocurre, al menos de acuerdo a las especificaciones dadas por Casio. Tanto el F-91W como el W-217H tienen como fuente de energía una batería CR2016 y para ambos modelos la duración estimada es la misma, 7 años.

Un tercer acierto es el peso: 32 gramos. El Casio W-217H es un reloj ligero – compárese con los 82 gramos de un Casio A1000D , con cristal mineral y armis y caja de acero – y, al mismo tiempo, pesa suficiente como para que el usuario tenga presente en todo momento que está llevando el reloj. Todo lo anterior se consigue, además, apenas restando libertad de movimiento, algo a lo que contribuye la correa.

La correa está hecha de una densa resina de buena calidad y sujeta el reloj a la muñeca con firmeza, al tiempo que tiene suficiente flexibilidad para ser cómoda.

El cuarto acierto es la gramática de diseño utilizada para comunicar la información al usuario del reloj. Aquí, Casio no introduce ninguna novedad: es la misma a la que ya se ha acudido en otros modelos del fabricante con módulos básicos como, por ejemplo, el F-91W o los W-59. El acierto es seguir el consejo dado por el adagio “Si no está roto, no lo arregles“.

De esta gramática de diseño – una lección de diseño minimalista tras cuya aparente simplicidad hay una serie de decisiones razonadas y acertadas – hablaremos en una sección dedicada de este artículo.

Por último, hablemos de los defectos – afortunadamente pequeños – que el Casio W-217H presenta en el apartado de ergonomía.

Uno de ellos es que la iluminación se interrumpe en cuanto se deja de pulsar el botón correspondiente. Hubiese estado bien que dicha interrupcion se produjese 2 ó 3 segundos después, dado que haría más cómoda la lectura de la hora.

El otro defecto es referente a la granularidad del ajuste del cierre de la correa. En el caso de mi muñeca, una diferencia de una posición en la elección del orificio que es atravesado por el alfiler de la hebilla hace que pase de tener el reloj un poco apretado a un poco flojo. Un diseño con orificios ligeramente menos espaciados entre sí hubiese dado a muñecas de todos los tamaños la oportunidad de conseguir un ajuste más fino.

Gramática de diseño, minimalismo destilado.

En materia de gramática de diseño, el Casio W-217H no aporta nada nuevo respecto a otros relojes digitales de Casio. Esta gramática de diseño es resultado de una evolución en la que a lo largo de décadas se han introducido modificaciones en el diseño original.

Un ejemplo de este proceso evolutivo es el cambio en la forma de mostrar el día de la semana.

En los modelos actuales de los relojes digitales más asequibles de Casio el día de la semana se muestra en la propia pantalla LCD, utilizando para ello dos caracteres.

En cambio, en los primeros modelos de los digitales de Casio el día de la semana se mostraba en la parte superior del display LCD mediante una pequeña raya horizontal que subraya un elemento de un listado de días de la semana dispuesto horizontamente y seriagrifado justo arriba de la pantalla LCD. Un ejemplo de esta forma “antigua” de mostrar el día de la semana es el Casiotron 54QR, un modelo puesto a la venta hacia el año 1977.

Casiotron 54QR

Volvamos al Casio W-217H. Como se puede apreciar en la siguiente figura, la información mostrada mediante la pantalla LCD se distribuye en tres grandes bloques: uno inferior, un segundo superior derecho y un tercero superior izquierdo. Esta distribución es al mismo tiempo espacial y funcional, esto es, cada uno de estos bloques se especializa en informar de un tema en concreto.

Casio W-217H, división en bloques de la pantalla

La función del bloque inferior es informar acerca de la hora, mostrando horas, minutos y segundos. Los dígitos utilizados para mostrar los segundos son de tamaño inferior a los utilizados para mostrar horas y minutos.

La función del bloque superior derecho es informar acerca de la fecha: día de la semana, mediante dos caracteres, y día del mes.

La función del bloque superior izquierdo es informar acerca del estado del reloj: modo utilizado para mostrar la hora en el bloque inferior (AM/PM o 24 horas), estado de la señal horaria (activada o desactivada) y estado de la alarma (activada o desactivada).

Esta disposición de bloques y funcionalidades se repite en otros digitales de Casio asequibles como, por ejemplo, los modelos W-216H y W-218H.

Casio W-216H (izquierda) y Casio W-218H (derecha)

La aplastante lógica del bloque superior izquierdo.

En el diseño del bloque superior izquierdo del Casio W-217H hay una serie de decisiones de diseño de un lógica aplastante.

Una de estas decisiones de diseño es la elección de las metáforas visuales utilizadas para informar de acerca de las funcionalidades de alarma y señal horaria. Para la primera un icono que representa una onda y para la segunda otro icono que representa una campana.

El icono que representa la onda evoca a las ondas en general y a las de sonido en particular. Por otra parte, el icono que representa la campana evoca, en los países de cultura judeo-cristiana, a las campanas de las iglesias que se hacen sonar periódicamente.

Metáforas visuales

Para estas dos funcionalidades, su estado activado o desactivado se indica mostrando o no sus respectivos iconos.

Otra de esas acertadísimas decisiones de diseño es la ubicación elegida para indicador del modo utilizado para mostrar la hora (AM/PM o 24 horas). Se muestra justo arriba de los dígitos correspondientes a la hora. Así, tenemos dos datos que pese pertenecer a bloques distintos están relacionados desde un punto de vista semántico y están localizados de forma adyacente.

Esta anterior decisión de diseño puede parecernos obvia hoy en día. Sin embargo, no lo era en 1977, cuando el Casiotron 54QR fue puesto a la venta.

Tal como se puede apreciar en las siguientes figuras, esta ubicación del indicador de modo de hora implica una mejora de la legibilidad en comparación con el Casiotron 54QR, antes mencionado.

En el Casiotron 54QR el indicador de modo de hora está muy separado del bloque utilizado para mostrar la hora; no sólo eso, la ubicación elegida es poco afortunada al estar en la vertical de las cifras correspondientes a los segundos. Todo ello obliga a un esfuerzo visual mayor que en el Casio W-217H, donde un único golpe vista nos dice, por ejemplo, si son las 10 de la mañana o de la noche.

Sectio aurea.

Otra sorpresa que nos depara la gramática de diseño del Casio W-217H es el uso de la proporción aurea. Esta proporción surge de dividir un segmento recto en dos partes de longitudes x e y que verifican que x + y es a x lo que x es a y.

definición proporción aúrea
Ilustración de la proporción aúrea

Algebraicamente la relación que define la proporción aúrea se puede expresar de la siguiente forma:

Proporción aúrea, ecuación.
Proporción aúrea, ecuación

Si φ = x / y, la anterior ecuación se puede transformar en una de segundo grado:

Proporción aúrea, ecuación segundo grado.
Proporción aúrea, ecuación de segundo grado

Las soluciones de esta ecuación son φ 1,618033 y φ -0,618033. De estas dos soluciones nos quedamos con la positiva.

La proporción aúrea se encuentra por doquier en la naturaleza, desde estructuras tan inmensas como las galaxias hasta en la anatomía de los animales, incluyendo el cuerpo humano. Debido a lo agradable que es para el sentido de la vista es también utilizada, entre otros, en el diseño de logotipos.

En la siguiente figura hemos hecho sobre un render del Casio W-217H una medición aproximada, en pixels, de los tres bloques utilizados para mostrar la información dada por el reloj.

Casio W-217H, dimensiones de los bloques

Si nos fijamos en la parte superior de la figura y tomamos x = 190 e y = 115, tenemos que

Casio W-217H, proporción aúrea.
Casio W-217H, proporción aúrea

Estos dos valores se aproximan mucho a φ 1,618033.

Análogamente, si nos fijamos en la parte derecha de esa misma figura y tomamos x = 125 e y = 75, tenemos que

Casio W-217H, proporción aúrea.
Casio W-217H, proporción aúrea

De nuevo, estos dos valores se aproximan mucho a φ 1,618033.

Esto explica por qué la información mostranda en la pantalla del Casio W-217H además de ser muy legible es visualmente agradable.

El día a día con mi Casio W-217H.

¿Y cómo fue mi día a día con el Casio W-217H en mi muñeca durante esas tres semanas?

Muy bien. Es un reloj que llevé puesto las 24 horas del día. En las horas de trabajo, de ocio y de deporte me ha dado buen servicio.

Casio W-217H
Casio W-217H

Día a día en el trabajo.

Trabajo con un ordenador y para mí es importante que el reloj no me moleste cuando utilizo el teclado. Como he indicado antes, no he tenido que quitar de mi muñeca mi Casio W-217H para trabajar.

Por otra parte, la función de alarma del Casio W-217H me ha sido útil muy útil para no olvidar las reuniones a las que debía asistir vía Zoom. El problema no era perderme la reunión; en caso de que olvidase asistir, el organizador me invitaría a entrar. El problema era asistir a una reunión sin tenerla del todo preparada; una alarma fijada unos 15 minutos antes del comienzo de ésta me sirve para reservar un tiempo que utilizo para recopilar, ordenar y repasar mis notas.

En este apartado al Casio W-217H se le puede poner la pega de que sólo tiene una alarma. Hay días en los que, me guste o no, debo asistir a dos o más reuniones o eventos similares; en días así, el disponer de más alarmas sería un extra que agradecería.

Día a día en el deporte.

Mi Casio W-217H también me ha dado un buen servicio cuando he hecho deporte.

La actividad física regular es fundamental para conservar la buena salud y más, si cabe, en los casos de quienes tenemos trabajos “de oficina” que hacen que pasemos sentados muchas horas al día.

A falta de gimnasio – a causa de la pandemia COVID-19 muchos han cerrado y en los que permanecen abiertos se obliga a utilizar mascarilla mientras se hace ejercicio – mi actividad física consiste en correr, modalidad jogging. No es mi deporte favorito pero, dadas las circunstancias es lo que hay.

Actualmente la rutina de jogging que mantengo consiste en correr 3 ó 4 días por semana, completando cada uno de estos días una distancia de unos 3,5 kilómetros.

jogging

Cuando comencé con esta rutina en cada salida completaba mucho menos que esos 3,5 kilómetros. Un reloj es de ayuda para progresar.

Hay días en los no me apetece salir de casa a correr y toca ‘tirar’ de fuerza de voluntad; otros días, en cambio, hay ganas pero lo que falta es tiempo. En estos días el reloj sirve para tener la certeza de que he completado el objetivo de distancia mínima que me he marcado

El reloj también lo utilizo para controlar mis progresos en la distancia recorrida. Me gusta que estos incrementos sean cortos, graduales y que se incorporen a la rutina a base constancia. Cuando me siento cómodo recorriendo cierta distancia y decido aumentarla, opto por un pequeño incremento y consolidarlo en mi rutina manteniéndolo durante semanas antes de pasar al siguiente.

A la hora de hacer deporte es cuando el Casio W-217H muestra algunas limitaciones. La más evidente es que carece de cuenta atrás. Otra limitación afecta al cronógrafo. Éste funciona correctamente pero tiene una característica molesta: el botón utilizado para crear un split es el mismo que el utilizado para activar la iluminación.

Por tanto, si salgo a correr cuando se está poniendo el sol y quiero ver el tiempo medido por el cronógrafo, debo hacerlo en una zona donde haya alumbrado; si lo hago lejos de una farola y pulso el botón de iluminación creo uno de esos split.

Una característica del Casio W-217H que sí suma es la resistencia al agua de 5 ATM. Esto garantiza que el reloj soporta el sudor y que una vez terminada la sesión de jogging, ya de vuelta en casa, no sea necesario que me lo quite para tomar un ducha.

Conclusiones.

El Casio W-217H es un reloj muy cómodo y legible que se puede llevar puesto las 24 horas del día. También puede quedarse en la muñeca cuando nos aseamos, dada su resistencia al agua de 5 ATM.

Aunque no es un reloj pensado para actividades deportivas, el Casio W-217H se defiende gracias a su legibilidad, cronógrafo y resistencia al agua de 5 ATM. Es un reloj que se podría utilizar en el gimnasio o para la práctica de natación. Resulta difícil imaginar que lo anterior se pudiese hacer utilizando un Casio F-91W, y no sólo por su resistencia al agua de 3 ATM: su menor legibilidad hace, por ejemplo, poco cómodo consultar el cronógrafo cuando se está practicando deporte.

En el debe, el Casio W-217H carece de funcionalidad de cuenta atrás y su cronógrafo adolece la limitación de que para activar la iluminación y crear un split se utiliza el mismo botón.

Para ser ecuánimes hay que tener en cuenta que el Casio W-217H no es un reloj concebido para la práctica de deporte. Una propuesta interesante de reloj económico de este tipo es el Geonaute W200, a la venta en tiendas de la cadena Decathlon.

El Geonaute W200 es un guardatiempo preciso, de construcción robusta, con resistencia al agua de 5 ATM, funcionalidad de cuentra atrás y con cronógrafo e iluminación mejores que las del Casio W-217H. En los modelos más recientes del reloj de Decathlon los botones pueden ser pulsados cuando éste se encuenta sumergido sin que el agua penetre, característica que el Casio W-217H no tiene.

Eso sí, fuera de la práctica del deporte el reloj de Decathlon está lejos del modelo de Casio en lo referente a comodidad; además, a pesar de que dispone de alarma no ofrece funcionalidad de señal horaria.

En definitiva, el Casio W-217H es un reloj económico que se defiende bien en muchos escenarios, incluyendo la práctica de actividades deportivas que no sean intensas. Actualmente en España se puede comprar por unos 20 EUR. Teniendo en cuenta lo que da el Casio W-217H y que es un guardatiempo diseñado y manufacturado por uno de los principales fabricantes de relojes del mundo, la relación calidad / precio ofrecida por este reloj es sobresaliente.

“Rebirth Of A Classic – The $20 Larger Casio F91W – W217H Watch Review”, The Urban Gentry

2 comentarios sobre “Tres semanas con mi Casio W-217H, segunda parte.

  1. Buenas noches D. Relojista.

    Excelente y minucioso artículo. Me ha gustado los datos aportados y la utilización del término “gramática”; muy interesante.
    Yo he llevado casio exclusivamente durante más de 8 años de mi vida. Para deportes gastaba W 202; impresionante la cuenta regresiva y cronómetro superior a una hora; a parte de darte la hora mientras están estas funciones.

    Muy buen trabajo, enhorabuena.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s